lunes, 19 de septiembre de 2011

Poesía Lésbica 4

POEMAS DE UNA VOZ LEJANA
1.-
Soy un grito que estuviera llegando hasta tu sombra vibrante.
2.-
Entre líneas tu nombre resuena
y es vago el quejido que invoca
para encontrar en la garganta seca
un rezo a tu memoria;

arena de tus ojos empañados:
nívea hoja de papel intocable,
oxígeno de mis deseos.

Años lejos del espejo: tú, boca; tú, manos; tú, voz; tú: siempre.

3.-
Metralla en mis oídos sordos,
fusión de sombras ajenas, sombras lejanas, sombras de ti.
4.-
Con pertenecer al que pertenece, permanencia y presencia, humo inhalado
cada instante como único alimento tolerable: digestión enferma de ti.
Hartancia de ti: esencia-cansancio: interrogación.
Tú, rostro;
tú, ser;
tú, rojo;
tú, anhelo;
tú, dios;
tú, conmigo.
5.-
Ser no estando,
ir con tu sueño,
adorándote siempre,
venerando el cantar de tus ropas al moverte,
frotar de caricias en hilo,
con caricia de cuentos,
de cueros, de años sin transcurrir,
tañido de sensaciones,
celesta de abrazos
encajados en tu mirada construida en cada espacio.
Etérea.
Risco en el que el dormir se estrella
fragmentándose en cientos de fantasías donde tú eres.
Gozo de mi arrullo acostado en tu recuerdo, infierno último.
Tú, tañido de laúd amargo.
Tú, trago atragantado de la copa del sonido.


 

Y la escritura no iguala
la intensidad del deseo
envuelto en hojas blancas
muertas
estériles

Somos un orgasmo
dividido
como un cañón
como una cascada
como una plática interrumpida por un tercero.

Como un rezo de beata
degollado por la campana de la sacristía,
como un bocado que se escupe
ante el asombro de un sabor nuevo.

Como solo podemos ser tú y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

YAKILIBRE, EXIGIMOS LIBERTAD INMEDIATA, AMIGOS Y FAMILIARES