miércoles, 22 de junio de 2011

Una novela de vampiras lesbianas


Estimadas alumnas de la ESCUELA PARA SEÑORITAS, espero que hayan tenido tiempo de leer algo o de ver las películas que hemos mencionado en las entregas anteriores. Hoy les tengo una novela gótica de 1871, Sheridan Le Fanu, escritor irlandés, saca CARMILLA, una historia donde su personaje protagónico lleva ese nombre.
Laura, una joven de 19 años vive con su papa en las lejanas montañas de Austria cuando un carruaje se accidenta a la entrada de su castillo, en él viajaban una joven y su madre, ésta ultima dice tener que viajar por razones de vida o muerte pero su hija no goza de buena salud y sería mejor que descansara de los rudos caminos. El papá de Laura le ofrece su hospitalidad y la mujer le dice que volverá en tres meses por su hija Carmilla. La aventura comienza.
La manera en que Carmilla se dirige a Laura es la de un enamorado, le dice que la ama todo el tiempo, que ella es su vida y que en ella encontraran la muerte juntas, Laura se siente atraída y repelida por las abruptas demostraciones de cariño de su huésped, pero no puede rechazarla, la deja que la bese, que la abrace, que le sostenga la mano fuertemente con una pasión desmedida.
Carmilla duerme de dia y se pasea por las noches sin ser vista en un principio, pero poco a poco queda claro que da paseos nocturnos de los que ella dice no recordar nada. El padre de Laura que es un hombre de tendencias racionales se explica el fenómeno con el hecho de que Carmilla es sonámbula. Los días siguen transcurriendo y una extraña fiebre comienza a atacar a algunas muchachas de la región y las muertes no se hacen esperar. El médico está perplejo, no encuentra la razón médica por la cual se dan las defunciones, solo marcan un cuadro común en el que extraños sueños con una mujer les vienen a la mente, en el sueño la presencia femenina es gratificante y tranquilizadora hasta el punto en que sienten dos alfileres en el pecho que se les clavan. Estos son tan finos que la marca es casi invisible.
Carmilla sigue su vida en el castillo tranquilamente y no muestra señales de congoja ni solidaridad con las recientes muertes. Por el contrario, los funerales la exacerban, se pone furiosa ante los cortejos fúnebres y sus cantos. Laura se extraña de esta reacción pero no puede albergar malos pensamientos sobre su mejor amiga mucho menos sospechar que ella es la peste que ha asolado los alrededores del castillo.
Laura comienza a presentar los síntomas de la peste, los sueños extraños, la presencia de la mujer, los alfileres… No quiere alarmar a su padre y no dice nada de sus síntomas. ¿También perderá la vida a manos de Carmilla?
Esta novela tiene por primera vez presente el amor erótico y romántico entre mujeres, vale la pena leerla para ver como se veía nuestra forma de vida a finales del siglo XIX.
Link de la novela

1 comentario:

  1. Ah! Yo leí esta novela hace un par de años atrás! La trama me pareció buena pero por ratos me aburría un poco.

    ResponderEliminar

YAKILIBRE, EXIGIMOS LIBERTAD INMEDIATA, AMIGOS Y FAMILIARES