miércoles, 16 de enero de 2013

POR UN AÑO SIN DISCRIMINACION

-->

Desde el sexenio de Vicente Fox se instituyó la ley para la prevención y la erradicación de la discriminación en México con el fin de garantizar todos los derechos iguales para todos los mexicanos como lo marca nuestra constitución política. Sin embargo son muchos los grupos que continúan siendo vulnerables y discriminados por varios sectores de la sociedad causando un daño permanente a las garantías individuales y a la calidad de vida de la nación. Por ello existe el Consejo Nacional para  Prevenir la Discriminación, el CONAPRED, órgano federal que vela por el cumplimiento de la ley y la igualdad.
Los grupos más discriminados son: los migrantes, los indígenas, los discapacitados, los homosexuales y bisexuales, los afrodescendientes, las etnias, los adultos mayores, las personas que cambian de sexo (transgénero y transexuales), las mujeres, los jóvenes, las trabajadoras del hogar, las personas con creencias religiosas no mayoritarias, las personas que viven con VIH/SIDA y los niños y niñas.
Desgraciadamente los prejuicios sociales que nos son tan inherentes en México nos llevan a conductas discriminatorias, nos es muy dificil pensar en una sociedad de iguales en la que nuestras mismas diferencias nos garanticen igualdad en derechos y servicios, por ello es importante recalcar que en nuestro país contamos con leyes que nos garantizan igualdad, pero para ello es necesario conocerlas. Son casi 10 años de lucha por la igualdad y estamos muy lejos de conseguirla. Nos segregamos, nos asociamos como iguales pero no le damos esa igualdad a los grupos que consideramos diferentes por cuestiones raciales, económicas, sexuales, de salud o sociales.
Los miedos sociales son todavía muchos, pero cada día que pasa nos acercamos a una sociedad más igualitaria si todos ponemos un poco de nuestra parte y vamos cambiando actitudes como pueden ser no discriminar por factores económicos, ricos y pobres no son la generalidad, son solo extremos de la escala económica, este infinito de grises que se marca por el dinero nos hace iguales aún cuando los tintes sean diferentes. De igual manera sucede en el sector sexual, homosexuales y heterosexuales son el blanco y el negro de la sexualidad, pero entre ellos se pintan miles de variantes, permitamos que el prójimo viva su sexualidad tan libremente como la vivimos nosotros y garantizaremos una libertad fundamental que es la sexual. No hay libertad política si no hay libertad sexual. Las familias diversas (familias que no son con un papa y una mamá sino que pueden ser dos papás y dos mamás) son tan antiguas como la sociedad misma. Ahora gozan de derechos civiles y políticos, pero siempre se han gestado y han dado como resultado ciudadanos que cumplen con todas las de la ley. No dejemos que los prejuicios lleguen a los niños por el hecho de tener oportunidades sociales diferentes, brindemos igualdad y tratemos a todos los niños y niñas por igual pues si ellos viven igualdad van a ser capaces de ser adultos igualitarios y bondadosos. No marquemos a nuestros hijos con lo peor de nosotros sino con lo mejor, no creemos niños xenófobos sino una infancia de justicia social. No les enseñemos a ser autoritarios y prejuiciosos con las trabajadoras del hogar, enseñémosles mejor a reconocer el esfuerzo y el trabajo de las mismas, a brindarles mejores sueldos y oportunidades, a ponderar su educación y superación personal para que en la escala social suban de nivel y no las mantengamos siempre como trabajadoras domésticas. Brindémosles todas las garantías de ley de cualquier trabajador y respetemos sus vacaciones y aguinaldos, sus días de descanso, y cualquier otra mejora que podamos hacer a su condición social y económica.
Mostremos respeto y bondad hacia los adultos mayores y crearemos una sociedad mejor, cuidemos a nuestros enfermos, respetemos los derechos de la infancia y de los jóvenes, regalemos libertad en lugar de normas sociales estríctas en las que el crecimiento del ser humano se ve demeritado.
Promulguemos el "donde me ves te verás" nadie tenemos la salud comprada y mucho menos la vida, los enfermos, los discapacitados, son personas que han tenido la desgracia de nacer así o de haber sido expuestos a riesgos en los que su salud se ve comprometida, tal es el caso del VIH/SIDA ante el cual todos somos vulnerables. Hoy en día sabemos mucho más de esta pandemia, hemos vivido más de 30 años con ella, pero aún así es importante conocer que ante la condición VIH tenemos que respetar la condición de la persona antes que su enfermedad. Por ello es mucho lo que se tiene que trabajar con este estigma para lograr darles una calidad de vida igualitaria a las personas que viven con VIH. Ya pasamos la etapa del terror en la que se le temía a los enfermos creyendo que con el simple contacto social se podía contraer la enfermedad. Ahora sabemos como protegernos y podemos ser incluyentes con las personas que sufren la pandemia. No pasa nada por vivir en la misma casa o trabajar en el mismo lugar y nadie es culpable de ser víctima de un virus que se ha propagado mundialmente. Ahora, con el debido tratamiento, su calidad y cantidad de vida se ve incrementada enormemente y cuentan con garantías sociales importantes. No discriminemos a los enfermos, por el contrario, ayudemos a que su vida sea lo más común y gustosa posible.
Libremos la batalla contra los prejuicios y dejemos de llamar a la gente por como se ve o cuanto vale, llamemos a la gente por su nombre, hablémonos de tú, enseñemos a los niños a no cometer abusos en la escuela por diferencias físicas, sociales, económicas, sexuales, religiosas o políticas. No hagamos de las escuelas guetos discriminatorios sino auténticos centros de educación y saber de donde salgan mejores ciudadanos y no seres llenos de prejuicios. Pugnemos por la educación de calidad para generar mejores personas, mejores seres humanos, empecemos por los más jóvenes para que en algunos años tengamos una sociedad más democrática e igualitaria.
Les deseo un comienzo de año de menor discriminación y mayor igualdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

YAKILIBRE, EXIGIMOS LIBERTAD INMEDIATA, AMIGOS Y FAMILIARES